Inicio Opinión ¿Qué?… ¿Estás loco…?

¿Qué?… ¿Estás loco…?

3247
0
COMPARTIR

Estamos a un paso de los debates políticos para que nuestros presidenciables se descaren y expongan sus peores temores. A la vez que quedan al descubierto sus trapos sucios, sacados a colación por sus competidores. Será un espectáculo digno de ver, por lo menos para ver de qué “cuero salen más correas” o para descubrir quien tiene más padrinos inmunes a la repartición de cizaña.

Este periodo se presentará en un momento delicado de la negociación del “Tratado de Libre Comercio” sumado a las valentonadas del presidente norteamericano.

El patito Donald Trump dictamina que el Lic. Enrique Peña Nieto padece locura… cuando todos pueden ver que él cojea del mismo pie.

Algo muy, pero muy interesante, es ver la cantidad de productos norteamericanos que se consumen en México cuando en su propio país de origen están prohibidas por cuestiones de salud o seguridad.

Pese a que México compra a Estados unidos la piltrafa de 302 mil millones de dólares anuales (algo así como 827.4 millones de dólares diarios) nuestro vecino del norte se siente… manipulado por México. (Esto en palabras de su presidentito)

Es muy cierto que ningún país del orbe consume más que México en muchas cosas… y es cierto que ningún país del mundo compra tantos vehículos como estados unidos…

Pero, al parecer, nos hemos esclavizado a sus gustos y antojos.

EUA es el primer consumidor de narcóticos y quiere que sus países antípodas le soben la panza.

Es notable el hecho de que bajo la fachada de “líder del mundo libre” está una maquinaria perfectamente engrasada con el fin de hacer negocio. El corto plazo no le interesa. Buscan que los socios de su club (países con quienes comercian o les deben) sigan maniatados.

El racismo es algo cotidiano y veladamente aplaudido, de tal forma que jamás muestra su juego, ni pretende ser magnánimo. Únicamente nos deja seguir navegando en la estela de su propio camino. Si algún país se sale del proyecto… es boicoteado o condenado.

La pregunta que supuestamente dijo el presidente Trumpito a Peña nieto “¿Qué?…  ¿estás loco? …” (al negarse nuevamente a patrocinar el muro limítrofe entre ambos países) define muy bien el grado de compromiso (sumisión) que él espera de cualquier país que desee continuar participando en el intercambio de divisas.

Lo que pudiese resultar hilarante o de consideración es que de los tres presidenciables en partido y los otros dos presidenciables “libres” no tenemos ningún gallo que pelee en el mismo nivel que un demente mitómano y xenófobo. Como quien dice… tenemos el brazo torcido tras la espalda.

En las declaraciones de estos presidenciables solo hemos escuchado lo mal que proceden y actúan sus competidores. Pero ninguno de ellos ha manifestado cómo solucionar el maltrato comercial que recibimos.

Si empezamos a medir con la misma vara a los infractores de la ley que vienen a violar mujeres los fines de semana. Los que vienen a drogarse y a participar en la cadena del tráfico de órganos… los que vienen a emborracharse y drogarse como si toda la zona turística fuese un bar abierto… tendremos las cárceles repletas de greengos.

Pero nuestras cadenas hoteleras están felices con la derrama económica que estos “turistas” dejan en el país.

Veamos cómo se comportan los presuntamente presidenciables. Esperemos que no mojen los pantalones al ver la clase de alacrán que tendrán que sobrellevar.

Jorge de Córdoba
San Juan del Río, Qro.
Querétaro de las Amapolas
México.

Comentarios

comentarios