Inicio Opinión Voto en blanco, o en rojo, o en verde, o en azul

Voto en blanco, o en rojo, o en verde, o en azul

656
0
COMPARTIR

Se acercan las elecciones presidenciales 2018, y a mis veinte años no había sentido esta experiencia tan comprometedora como lo siento ahora, y eso que desde que puedo votar lo hago a conciencia mirando siempre la mejor opción. Pero, ¿Sí no la hay?

En Colombia siempre hemos visto cómo la tradición política es una herencia que pasa de familia en familia, es como si todo estuviera agendado para que los mismos apellidos sigan en el poder, en la presidencia, en el gobierno. Se podría pensar que el Frente Nacional de 1958 sigue existiendo solo que con la era moderna se han incluido nuevos partidos políticos.

Claro ejemplo de poder heredado lo encontramos con el apellido López, Lleras, Ospina, Pastrana y el queridísimo apellido Santos. Son dinastías que han estado presentes en el poder, y que aunque a varios les duela, le han hecho igual de daño a Colombia, como los apellidos Castaño, o Uribe.

Por eso desde pequeña creo en la importancia y la responsabilidad que tenemos como ciudadanos para elegir a nuestro presidente. No es votar por votar, es que de una u otra forma en este país cada uno de nosotros debe ser escuchado, y el voto es la mayor manifestación que tenemos para mostrar nuestra opinión, nuestro inconformismo con lo que año tras año ha sucedido, el Frente Nacional solo fue un acuerdo, para tumbar del poder a alguien que no estaba dentro de las grandes dinastías, y no es que quiera defender a Rojas Pinilla, lo que sí quiero destacar es que ese Frente Nacional, se sigue repitiendo, el poder se lo siguen repartiendo entre los mismos, mientras Colombia no sale de la olla.

Es más, la misma política durante años fue causante de la ola de violencia en Colombia, tanto liberales como conservadores, provocaron los desplazamientos forzados, asesinatos y torturas, todo por no tolerar los pensamientos del otro, y aunque se suponía que con el acuerdo bipartidista, Frente Nacional, se acabaría la era de violencia que se desbordó con la muerte del líder Jorge Eliécer Gaitán, dando origen al Bogotazo, y a más años de violencia,  lo cierto es que esa repartición de poder sembró y originó los grupos armados que hoy conocemos.

No quiero justificar la creación de las guerrillas, pues detrás de su origen hay muchos factores, no solo el inconformismo sobre los partidos y la manera en que gobernaban al país, porque también influyó la corriente ideológica que durante los 50 estaba tomando fuerza en toda América Latina.  Pero, si nos ponemos a pensar, y lo reitero, la política y sus dinastías, también han perjudicado a Colombia.

De ahí la importancia, de que votemos a conciencia, para borrar esa historia que se repite cada 4 años. Ahora, Colombia atraviesa por un periodo diferente, estamos en pleno posconflicto, hay medios independientes que nos muestran la realidad que quizás los medios de comunicación de siempre no lo hacen, ya sea porque vienen con tendencias ideológicas claras y quieren dar apoyo a sus propios candidatos, o simplemente porque prefieren aislarnos de la realidad, mostrándonos cortinas de humo, y problemas de otros países, cuando en realidad nosotros también vivimos nuestro propio calvario.

Es momento de aprovechar, de todas las herramientas con las que contamos para votar bien, así como los campesinos expresan su opinión, y no se dejan intimidar, ni influenciar, cuando el partido de las Farc va a sus tierras a hacer propaganda política, así mismo debemos hacer nosotros, ellos muestran su inconformismo, su opinión, su rechazo, porque pese a que todos creíamos que Timochenko iba a llegar el poder, vemos que la gente a quien lastimó, aunque perdona tiene memoria y tiene claro que a las Farc no se les quiere en la política, después de tantos vejámenes que cometieron, y de no haber pagado de una manera justa sus crímenes.

Ya es hora, de dejar de pensar que nos toca votar por el menos peor, en estos momentos con la responsabilidad que tengo como ciudadana, yo no sé por quién votar, ninguno cubre mis expectativas, por eso me mantengo en el voto en blanco, y aunque varios ciudadanos creen que el voto en blanco es tirado a la basura, mi pregunta es ¿Qué pasaría si el voto en blanco ganara?

Muchos dirán que eso jamás va a pasar, y es cierto puede que nunca pase, saben por qué,  porque estamos acostumbrados a votar por el menos peor, nunca hemos votado por el mejor, y si no votamos por el mejor, es porque simplemente no lo hay, entonces por qué no votar en blanco, por algo existe esta opción. Para demostrar que tan mal estamos que no queremos a los mismos en el poder, que queremos un país que en pleno posconflicto, debe asumir otros retos, como la protección de nuestros niños, la erradicación de la desnutrición, del hambre, de la corrupción, el reto de mejorar la justicia, en fin muchos vacíos, que quedan después de la era de violencia.

Investiguemos, bien conozcamos a todos y cada uno de los candidatos a la presidencia y así podremos saber por quién votar, de lo contrario en Blanco, porque no importa el color, importan los argumentos.

Heydi Rodríguez
@LaMile_Hey1228

Comentarios

comentarios