Inicio Opinión ¿Por qué carajos sube tan poco el mínimo?

¿Por qué carajos sube tan poco el mínimo?

842
0
COMPARTIR

Aunque parece que la respuesta es obvia lo cierto es que, para os empresarios y trabajadores inician desde final de año, el puje y afloje para declarar el nuevo salario sin que ninguno se vea afectado.

Ya es tradición que cada año, por no decir que siempre, los grandes empresarios no entiendan las necesidades de los trabajadores y buscando el beneficio de las organizaciones, ofrezcan un alza del salario mínimo que realmente es mínimo. El salario mínimo, se supone que es el pago que tienen los trabajadores, y que en los países del mundo, se puede conocer como una ley, pues ese pago se hace por unas horas y periodo determinado, y se supone debe cubrir las necesidades fundamentales de un cabeza de familia.

En nuestro país el salario mínimo, se establece anualmente de acuerdo al Índice de Precios del Consumidor ICPC y a la inflación del año anterior. Aunque muchos empleadores alegan que adicional se les dan a sus empleados, beneficios, como subsidio de transporte, pago de cesantías, de prima y la inscripción a la caja de compensación, que es una entidad que ofrece  sus afiliados múltiples beneficios, lo que ellos creen que no sabemos es que estos adicionales son obligatorios, y claramente no son adicionales.

Pero, ¿es posible vivir con el salario mínimo en nuestro país?. Claramente no, pagar una vivienda, los gastos de alimentación, los productos de salud, vestuario y recreación, aparentemente son las necesidades básicas que debe cubrir el salario mínimo, pero todo es una cadena que conduce siempre a lo mismo, el pobre siempre es más pobre.

Según cifras del DANE, una persona que tiene ingresos mensuales de $194.697 no es pobre extremo, y según está misma entidad, la canasta familiar, los artículos que ya mencionamos solo le cuestan al Colombia cerca del 60% de su salario, quedándole así un 40% del salario para cubrir otros gastos. ¡Una total falacia!

Precisamente esta puede ser la gran causa para que el salario mínimo no sube, con unos estándares y cifras tan bajas que determina el gobierno para calcular cuánto gasta un empleado, los empresarios no ven la necesidad de subirle al mínimo, sumado a que ellos buscan siempre lo que les genere mayor rentabilidad, y orecer salarios altos no va ser precisamente lo que les deje más ganancia.

La desigualdad en Colombia es otro gran factor que no permite un justo salario mínimo para los trabajadores, porque la riqueza del país está en pocas manos, y el gobierno por más que intento no le da optimas oportunidades a la clase trabajadora. Por ejemplo en un hogar donde el único ingreso es un mínimo que debe alcanzar para sostener a tres, incluyendo menores, para que ellos estudian la mejor opción por su economía es la educación pública, que no es por nada pero, en nuestro país carece de calidad, así difícilmente un estudiante de clase trabajadora puede acceder a una universidad.

Adicional, hay que contar que en las familias de clases trabajadoras, cuentan con el gasto del arriendo porque en nuestro país por más subsidios que den, aún es difícil el acceder a una casa propia, y si es posible a muchas familias les toca en lugares apartados de sus trabajos, en zonas que, tal vez sin querer el gobierno la dispuesto para acumular la pobreza. Una viva evidencia de la desigualdad social.

Otro tema importante es la inflación. Según Edgardo Cayón Fallon Director Maestría en Administración, del CESA, en una entrevista para El Tiempo, la inflación se da porque, a medida que pasa el tiempo, no podemos comprar lo mismo con la misma cantidad de dinero, si hace 5 años comprábamos 10 panes con $1.000, hoy, tenemos que gastar $2.000 para comprar la misma cantidad, así el salario mínimo aumenta con la inflación, podemos  recibir más dinero, pero esto nos permite seguir comprando lo mismo que antes comprábamos y que ahora está más caro.

Así las cosas, año tras año a pesar de las pujas el salario no alcanzará un aumento superior al de 7%. La solución a simple vista sería reducir la inflación, los temas de desigualdad, y conocer con exactitud el costo de vida de una familia.

Según expertos combatir la inflación se puede lograr subiendo las tasas de interés de los bancos y que estos controlen el flujo del dinero, lo cual a la vez puede ser contraproducente porque generaría desempleo y estancaría la economía del país. Lo que si se podría hacer es controlarla, manejando unas tasa de interés bajas y prestando atención a la productividad laboral, lo cual se podría lograr mejorando la educación, y el desarrollo tecnológico.

Por lo pronto, ya se estableció el aumento del salario mínimo para este 2018 y aunque surjan marchas en su contra, lo cierto es que la raíz del problema es la que se debe atacar y ahora con todo este tema de las elección pues, pocas bolas se le va a poner a esta discusión que ya en unos dos meses pasará al olvido.

Heydi Milena Rodríguez
@LaMile_Hey1228

Comentarios

comentarios