Inicio Nacional Amnistía Internacional emite alerta por asesitatos de reclamantes de tierras

Amnistía Internacional emite alerta por asesitatos de reclamantes de tierras

454
0
COMPARTIR
Foto de referencia, tomada de Morguefile

El pasado lunes, Amnistía Internacional emitió una alerta por el homicidio de dos líderes reclamantes de tierras en el departamento del Chocó por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC. “Han sido asesinados dos líderes reclamantes de tierras de los territorios colectivos afrodescendientes de Curvaradó, Jiguamiandó, Piedeguita y Mancilla en el Chocó por grupos paramilitares de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC). Habitantes de estas zonas humanitarias y de biodiversidad se sienten bajo amenaza”, dijo AI.

El organismo internacional se refiere a la denuncia realizada el 9 de diciembre por la ONG de derechos humanos Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (CIJP) sobre el asesinato de Hernán Bedoya, “líder reclamante de tierras del territorio colectivo de Pedeguita Mancilla, quien venía denunciado asociaciones ilegales, contratos fraudulentos y presencia de paramilitares en la región. Paramilitares de las AGC le dispararon 14 veces, asesinándolo hacia la 1:15 pm en el caserío de Playa Roja, en el punto conocido como El Acopio”.

De igual manera, AI se refiere al asesinato de Mario Castaño Bravo, “reclamante de tierras de Curvaradó, en su propia finca, ubicada en la vereda Florida, territorio de La Larga Tumaradó. Desconocidos ingresaron hasta su casa y le dispararon en repetidas ocasiones. Mario Castaño Bravo lideraba la construcción de una propuesta de reparación colectiva que incluye el reconocimiento de las comunidades como legítimos propietarios de las tierras colectivas y limita las operaciones empresariales inconsultas y que atentan contra la vida, la tierra y la dignidad de los habitantes”.

(Puede leer: Denuncian asesinato de lider de tierras en Chocó)

Según AI, tanto Hernán Bedoya como Mario Castaño contaban con medidas de protección de la Unidad Nacional de Protección (UNP), “que consistían en solo un chaleco antibalas y un teléfono celular”, lo cual, para el organismo “evidencia la falta de efectividad de las medidas de protección otorgadas por el Gobierno de Colombia y la Unidad Nacional de Protección”.

Para Amnistía Internacional, que cita a la Comisión de Justicia y Paz, organziación que acompaña los procesos colectivos en en departamento del Chocó, “estos asesinatos pretenden desestabilizar los procesos colectivos de reclamación de tierras de las 13 zonas humanitarias y de biodiversidad establecidas para defender los procesos de retorno y reparación de familias que ya habían sido desplazados en los años 1990s”. Señala igualmente AI que el accionar de grupos paramilitares en la zona mantiene bajo intimidación a los pobladores. “Los habitantes de esta zona temen que este escenario se repita. Las zonas humanitarias y de biodiversidad cuentan con medidas de protección de la Corte Constitucional Colombiana y cinco de sus líderes cuentan con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero ellos y muchos otros siguen siendo amenazados por el accionar de las AGC en la zona”.

 

Comentarios

comentarios