Inicio Política Cifras de un año sin guerra con las Farc

Cifras de un año sin guerra con las Farc

211
0
COMPARTIR

Hace un año se firmó el Acuerdo de paz entre e Gobierno y las Farc en el Teatro Colón de Bogotá tras un sufrir un revés fuerte e inesperado: la derrota del plebiscito del 2 de octubre que conllevó a casi dos meses de conversaciones con voceros de la campaña del No y a una revisión de lo pactado.

A un año de la firma del Acuerdo definitivo, que sería ratificado por el Congreso una semana después, las cifras del final de la guerra con las Farc son ambivalentes. Es innegable que el número de muertos, desplazados y heridos por causa del conflicto ha disminuido tangencialmente, pero la implementación ha dejado en evidencia las falencias del Estado, sobre todo en las regiones donde históricamente tuvo influencia el conflicto, ya que otros grupos armados ilegales han copado los territorios abandonados por las Farc. Además, el alto índice de violencia contra líderes sociales preocupa, no solo a varios sectores del país, sino a organismos internacionales.

Desarme

Las Farc contaban con 11.816 integrantes entre combatientes, militantes presos y milicianos (colaboradores, no siempre armados, principalmente en centros urbanos). Durante el proceso de dejaci´n de armas verificado por la ONU, cerca de 7.000 guerrilleros dejaron 8.994 fusiles en manos de la ONU. Según Arial Ávila, de la Fundación Paz  Reconciliación, las Farc entregaron 1,3 armas por desmovilizado. Esta es una cifra destacable, si se compara con las 18.000 armas que dejaron los 30.000 paramilitares desmovilizados en 2006 (0,6 por cabeza).

Reducción del desplazamiento

Cinco décadas de conflicto dejaron como consecuencia la aterradora cifra de 7,4 millones de víctimas de desplazaiento, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur). La firma del Acuerdo de paz con las Farc produjo una considerable disminución: en 2012 había 233.874 desplazados al año, y hoy son 48.335, una reducción del 79%, según la Unidad de Víctimas.

Menos minas

Una de las prácticas de guerra más crueles fue la siembra de minas antipersona. Actualmente, en varios territorios de país, se adelantan labores de desminado humanitario liderados por la Fuerza Pública.  En 2012, según la Unidad de Víctimas, hubo 770 víctimas, y este año los mutilados o heridos son 58: una reducción del 92%.

Asesinato de líderes sociales y desmovilizados

Pero hay cifras que preocupan. Según Paz y Reconciliación, al menos 23 exguerrilleros y 11 familiares de integrantes de la Farc han sido asesinados desde que se firmó la paz. La violencia contra líderes sociales, reclaantes de tierras y defensores de Derechos Humanos también es alarmante. Según cifras de esa misma Fundación, solo desde el 24 de Noviembre de 2016 hasta el 31 de Octubre de 2017 se ha reportado el homicidio de 94 líderes sociales, además de 200 acciones victimizantes en su contra entre las que se cuentan amenazas (171), atentados (33), agresiones sexuales (2), secuestro (4) y desapariciones forzadas (2).

Aunque el Estado, desde el miniterio de Defensa, hasta la Fisaclía, ha insistido en que no existe sistematicidad en estos homicidios, la Funación Paz y Reconciliación ha encontardo patrones en cuanto a los perfiles de las víctimas: líderes sociales, defensores del medio ambiente, al igual que líderes de restitución de tierras y de asociaciones de víctimas y lucha por la verdad; y  líderes con potencial participación política en las próximas elecciones en las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CTEP).

En la mayoría de casos, se desconoce quienes están detrás de estas agresiones, sin embargo, se ha logrado identificar que las Autodefensa Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo, como lo denomina el Gobierno, ha sido el grupo perpetrador de estas acciones en regiones como Urabá y Bajo Cauca antioqueño, Bajo Atrato, Sur de Córdoba, Norte del Cauca y Valle.

 

 

Comentarios

comentarios