Inicio Nacional Pueblo indígena Wounaan bajo grave riesgo por enfrentamientos FFMM-Eln

Pueblo indígena Wounaan bajo grave riesgo por enfrentamientos FFMM-Eln

637
0
COMPARTIR
Foto: Tomada de http://www.nasalucx.org

El lunes 17 de julio aproximadamente a la 9 de la mañana, se registró un enfrentamiento armado entre la Infantería de Marina y un grupo armado ilegal, preguntament el Eln,  a pocos metros de la comunidad indígena Wounaan de San José y Taparalito en el río San Juan, departamento del Chocó. Por temor a nuevos hechos violentos, esta comunidad de 900 indígenas Wounaan se encuentra en situación de confinamiento forzado, denunció Amnistía Internacional (AI). Estos hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes, pidiendo medidas de protección y ayudas humanitarias de emergencia.

Para el organismo internacional, los derechos de pueblos indígenas en el departamento del Chocó se ven vulnerados por los constantes enfrentamientos entre grupos paramilitares, la guerrilla del Eln y la Fuerza Pública.

“El pueblo indígena Wounaan se encuentra en peligro. Es hora que las autoridades colombianas tomen medidas urgentes para asegurar un acuerdo humanitario con el Ejército de Liberación Nacional y así garantizar la protección de esta y otras comunidades del Chocó,” dijo Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de AI.

A estos enfrentamientos se suma la denuncia de siembra de minas antipersonal en territorios cercanos a comunidades indígenas en el departamento. El 11 de julio en Ia comunidad de JUUIN DUUR, resguardo Embera Wounaan Katio de Quiparadó en el Municipio de Riosucio, Chocó, fue víctima de una explosión de mina antipersonal el joven indígena de 18 años Sebastián Carpio Mecheche, lesionando de gravedad su pierna derecha. Según denuncian organizaciones de derechos humanos, la siembra de minas es una táctica utilizada por el Eln para contener el avance de grupos paramilitares en la zona.

El Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia — Woundeko, también denuncia el reclutamiento forzado de niños y niñas indígenas, así como nuevos hechos de desplazamiento forzado y zozobra en las que viven comunidades indígenas del Chocó. Woundeko advierte sobre la grave situación humanitaria de indígenas desplazados principalmente en los municipios de Riosucio, Quibdó (capital del Chocó) y Buenaventura (Valle del Cauca).

 

Comentarios

comentarios