Inicio Política Adiós a las armas: un día para la historia

Adiós a las armas: un día para la historia

3538
0
COMPARTIR

Este martes se efectuó el Acto Definitivo de Dejación de Armas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc. El Acto se llevó a cabo en el Municipio de Mesetas, ubicado al occidente del departamento del Meta, a 133 kilómetros de Villavicencio. Es uno de los territorios en donde, históricamente, se han presentado altos índices de violencia asociada al conflicto armado. Es una región de gran importancia para la guerrilla. De hecho, a 58 kilómetros de Mesetas, se encuentra La Uribe, municipio que a mediados de la década de 1980 acogió los diálogos de paz con el Gobierno de Belisario Betancur y fue incluso reconocido como el principal asentamiento del secretariado de las Farc.

Para muchos sectores, es un día histórico, que marca el final de una etapa de confrontación armada entre el Estado y el principal grupo guerrillero del país.

Es, tambièn, evidencia de que pese a los reveses que sufió el proceso, el Acuerdo de paz se está cumpliendo. Después de más de 50 años de confrontación, el desarme de las Farc supone el primer paso para superar el conflicto armado.

(Ver: ONU recibe conjunto de armas individuales de las Farc)

Para Camilo Cañón, politólogo de la Universidad de los Andes, periodista y columnista de Nuevo Diario, este acto “es historico, no por el hecho de que sean las Farc, no porque sea el gobierno de Santos, si no porque se avanza en un proceso exitoso en compañía de varios organismos internacionales. Todas las dudas que ha generado el proceso hace que el punto en el que estamos, sea un sueño hecho realidad”. Cañón también señala que el Proceso de paz que se llevó con las Farc y el Acuerdo logrado, constituyen una referencia mundial. “Somos admirados en el mundo y en la historia de los acuerdos de paz y eso es lo que hace del desarme un hecho historico para un país como Colombia”, puntualizó.

Por su parte, Margarita González, antropóloga y columnista se Nuevo Diario, señala que el desarme de las Farc implica la finalización de una una parte del conflicto armado en Colombia. “(El desarme de las Farc significa que) una parte del conflicto termine. Es la posibilidad de tener una democracia encaminada hacia el bienestar, la justicia y la satisfacción de los derechos”. Sin embargo, señala que “no es la tarea completa, es la puerta para empezarla a hacer y no hay que desaprovecharla”.

Las Farc dejaron en total 7.132 armas, que fueron verificadas por la ONU. El organismo internacional puntualizó que este proceso de desarme es una referencia mundial y que se entregó más de un arma por combatiente.

Lo que viene ahora es también complejo. En su comunicado de ayer, la ONU señaló que ha verificado ya 77 caletas del total de 943 reportadas por la guerrilla. La Misión ONU Colombia adelantará este proceso hasta el próximo 1 de septiembre. A partir de ese momento, serán las Fuerzas Armadas las encargadas de culminar el proceso de verificación del armamento dispuesto en estas caletas con coordenadas entregadas por la guerrilla.

La finalización de este proceso supone el inicio de una etapa llena de retos inmensos para el Estado, los excombatientes y la sociedad colombiana. Sin embargo, y pese a todas la contrariedades, el 27 de junio de 2017 pasará a la historia como el primer día de las Farc sin armas.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios