Inicio Opinión La necedad sexual

La necedad sexual

1085
0
COMPARTIR

Tengo la fortuna o a veces desgracia, de tener un hobbie (juegos de mesa) de media masculino que muchas veces me rodea solamente de hombres. Por extensión, tengo la no sé si suerte (algunas veces sé que no es suerte) de tener grupos de whatsapp netamente de hombres. Mayoritariamente son mayores que yo, personas casadas, con hijos y vidas de las se quejan mucho. Pero sobre todo se quejan de sus mujeres, rodeando de micro machismos y tópicos las conversaciones. Y por extensión, dándome patadas (no literalmente) en los ovarios de vez en cuando.

Normalmente intento no entrometerme en dichas conversaciones, ya que no hay más ciego que el que no quiere ver y ya que en ocasiones la estupidez humana es ilimitada (por muy bien que me caigan y por mucho cariño que les tenga a algunos)… Pero hace unos días, mi “dolor ovárico tras la nueva patada” me pudo. Se quejaban de su falta de vida sexual. Defendían que dicha falta, era por inapetencia de sus parejas, que ellos siempre querían, a lo sumo uno llegó a defenderse alegando que ya no ponía tanto interés en los preliminares, que prefería simplemente un coito. El clímax de “mi dolor ovárico por la patada de los machismos” fue tener que leer que era una cuestión psicológica, emocional… y que además las mujeres tenían el mismo tempo de clímax que los hombres… Ante mi recomendación de unos geles estimulantes la respuesta fue que eso no se soluciona con geles… Ya.

Vamos a ver, por partes. ¿De dónde se sacan los hombres que a las mujeres no les gusta el sexo? ¿Has entrado en un sex shop y has visto la cantidad de juguetes sexuales para mujeres? ¿Hola? A las mujeres, teniendo en cuenta un bajo porcentaje social por cuestiones de fobias, traumas, etc…., les gusta el sexo. Pero claro, el sexo gusta cuando es bueno. El sexo gusta cuando se disfruta, se siente y se vibra con él.

En cuestiones de pareja, hay algo básico que tanto hombres y mujeres debemos entender… La responsabilidad ante un problema, rara vez es solamente de una de las partes. Entonces, ¿No crees que si tu mujer te da el sexo como premio a actividades cotidianas, da constantemente excusas para no hacerlo, o simplemente no le apetece y te lo niega… será por alguna cuestión concreta que no se limite únicamente a ella? Motivar a tu pareja, estar pendiente de lo que necesita durante el coito, comprender que los tiempos y motivaciones de hombres y mujeres para llegar al clímax suelen diferir. Aprender a controlar el cuerpo y no usarlo de forma egoísta. Explorar con cosmética erótica, juguetes. En fin, comprender a tu pareja y  entender qué sí la satisface nos lleva a una vida sexual plena. A una vida sexual, que cualquier mujer quiere tener.

Pero si la oferta sexual es frustrante y nada tentadora, ¿no crees que desmotiva más a la mujer? Los hombres deben entender que las mujeres somos tan sexuales como ellos. Os contaré un secreto (modo irónico “On”), las mujeres se masturban y para eso suelen ser los juguetes en diversos tamaños y anchos. Las mujeres disfrutan con el sexo, las mujeres que son madres también, simplemente tienen que darse un tiempo para reconocer sus cambios físicos tras el embarazo y parto.

El egoísmo sexual patente en dicha conversación, me revolvió las tripas y me hizo sentir autentica tristeza por esas mujeres frustradas. Mujeres frustradas, sí, porque si no te apetece sexo, si no quieres nada e incluso lo aplazas, igual hay una alta probabilidad de que sus climax a lo largo de su vida no hayan sido muchos. Las mujeres tenemos tantas necesidades sexuales como los hombres, porque cuando algo te hace disfrutar y te gusta ¿por qué no lo ibas a querer?

Creo, no, estoy totalmente segura, que la mayor parte de hombres que se quejan de su falta de sexo deberían escuchar más a su pareja. Porque si el problema es tamaño, no debe ser un tabú. Hay soluciones como apliques que se ponen en el glande para que el pene sea más largo, o el uso de cinturones masturbadores u otros juguetes. Si una mujer tiene problemas por ejemplo a la hora de lubricar, existen lubricantes. Lo que quiero decir con todo ello, es que ante un mundo moderno, donde la sexualidad cada vez es más libre, los problemas suelen tener soluciones al alcance. Pero si no te sientas a hablar, reconocer a la mujer que hay en tu pareja, no vas a arreglar esa vida sexual de la que te quejas. Porque aviso a todos los hombres, las mujeres no son unas frígidas frustradas incapaces de disfrutar del sexo. Una relación de pareja sana, pasa por poder hablar con sinceridad de estos temas, una relación de pareja sana pasa por poner soluciones en vez de quejarse a base de machismos con tus amigos y conocidos. Una relación de pareja sana, tiene una vida sexual completa, pese a los hijos, pese a la rutina, pese al poco tiempo. Porque cuando las cosas se hablan, se solucionan. Menos machismo y más mirarse al ombligo y preguntarse ¿mi mujer está satisfecha? ¿Qué puedo hacer para que se sienta satisfecha en nuestras relaciones sexuales?

Ainhoa Escarti
@ainhoaescarti

Comentarios

comentarios