Inicio Cultura El arte cuestiona el pinche statu quo

El arte cuestiona el pinche statu quo

6458
0
COMPARTIR
Esta es mi pinche biblia. Un libro para descubrir quién eres y en qué demonios creer.

Una mañana consumada a recibir y responder correos. Una taza de café cargado para sopesar la rutina. Al girar mi rostro, justo en el escritorio, un libro de 15 x 22 cm de carátula negra con la palabra pinche bordeada en color amarillo capta mi atención. Ligeramente chocan mis leves concepciones puristas cuando debajo de ella encuentro la palabra biblia. Sonrío maliciosamente y en seguida me inclino a revisar el libro. Un libro flip-flop, que al respaldo, presenta una tapa blanca, ilustrando el génesis, y en su opuesto, el apocalipsis. Esta pinche biblia, rompe con los patrones tradicionales y se convierte en una experiencia donde el rol principal lo tiene el lector, ahora llamado prosumidor (acrónimo de las palabras productor y consumidor), quien se encarga de otorgarle un sentido propio a algunos de los relatos o momentos más representativos de la Biblia. Hagamos una apología al narcisismo, porque esta es MI pinche biblia. Por unos minutos recordé mi divinidad e imaginé cómo habría sido el paraíso ideado por mí. Seguro mi fruto prohibido habría sido la sandía, en la última cena habría bebido ginebra, habría vestido a Eva con diminutos pétalos de orquídeas, y en vez de matar a Abel, lo habría sentenciado a vivir su vida dentro de un Transmilenio en hora pico.  

Uno de mis retos favoritos fue:

Música Celestial- Haz tu playlist de la música que te gustaría escuchar en el paraíso

  • Wonderwall-Oasis
  • Vida de mis vidas-Santiago Cruz
  • Adventure Of A Lifetime-Coldplay
  • Esfera- Jorge Drexler
  • Mar-Bomba Éstereo
  • Cómo te voy a olvidar- Los ángeles azules.
  • Walk On The Wild Side- Lou Reed

 

Conversamos con Lorena Amkie y Ricardo Farias, autores mexicanos de esa irreverente creación.

—​
* ¿Cómo definirían esta “pinche Biblia”?

Se trata de un libro interactivo que, usando como pretexto la Biblia y la cultura popular que la rodea, lleva al lector/autor por un laberinto de juegos y cuestionamientos cuasi, semi y a veces anti-ortodoxos para reconocer sus principios y pensamientos de una forma hilarante y original.

Los que se atrevan podrán confesar sus peores pecados, definir sus diez mandamientos y decidir a quién mandar a los más terroríficos círculos del Infierno (¡y qué música merecen escuchar por toda la eternidad!). Podrán dejar a los mosquitos fuera del Arca de Noé, convertir la melena de Sansón en un mohawk espectacular, descubrir si tienen calidad para ser el anticristo o fabricar el paraíso perfecto sin temor a equivocarse pues, a mucha honra, es su pinche biblia. Personal. Única.

¿De qué manera cree que la literatura o la creación artística puede abrir la mente a nuevas perspectivas de mundo, a veces tan rígidas ideológicamente?

Creemos que una de las primordiales funciones del arte es cuestionar el statu quo, teniendo, por la multiplicidad de medios, una mayor libertad expresiva y simbólica. Históricamente el arte ha sido crucial en la evolución del pensamiento y, en ocasiones, el escenario ideal para el comienzo de las revoluciones.
​ ESMPB es un libro que busca sacudir a su lector/autor desde dentro, ensanchar su horizonte de realidad y cuestionar las cosas en las que cree a través de las letras. Vía esa creación queremos que con este libro se reinventen, se reconozcan y vuelvan a creer en sí mismos. ​

¿Para qué tipo de público va la pinche Biblia?

Hombres y mujeres de 15 a 40 años: adolescentes y adultos jóvenes en constante búsqueda de su identidad y dispuestos a cuestionarse de manera divertida​ sobre el mundo, la sociedad e incluso ellos mismos​.

​También es un libro para los amantes de la ilustración, el diseño y la creatividad. ​

Por otro lado, es una excelente opción para la sección de regalos de cualquier librería.

Esta es mi pinche biblia es un libro que al mismo tiempo es ligero y profundo, divertido y reflexivo, oscuro y luminoso. 

¿Qué opinan de estos nuevos formatos donde el libro permite interacción, donde el lector tiene un rol protagónico y de prosumidor (co-creador)?

En esta época todos somos prosumidores, generando contenidos constantemente en todas nuestras redes sociales. Como bien dicen los nuevos pedagogos e investigadores de la educación, el tema hoy en día no es enseñar desde un pódium, sino saber guiar a través de las titánicas cantidades de información disponible. De la misma manera, el papel de los autores ha cambiado: los monólogos sordos ya no funcionan con las nuevas generaciones. Hoy, todo está sobre la mesa, todo es cuestionable y cuestionado y las audiencias son audiencias que hablan, opinan y critican, manteniendo un constante diálogo con otros creadores de contenidos, de modo que terminan siendo coautores, como a menudo sucede en el arte contemporáneo. Este tipo de libros interactivos promueven la reflexión y en este caso los “autores” fungen como guías y no monologadores ni poseedores de una verdad absoluta.

En el caso de Mi P***** Biblia este tema se acentúa con más ironía y humor al estar promoviendo el juego alrededor de, justamente, uno de los contenidos más ampliamente considerados una verdad absoluta: La Biblia.

Por: Camila Melo
Editora de cultura NuevoDiario.co
@UnaTalmeloParra

Comentarios

comentarios